NoticiasDeportes

Tras comentar la eliminación de River, Diego Latorre fue amenazado de muerte

El comentarista de la transmisión oficial publicó los mensajes que recibió después de la semifinal de la Copa Libertadores

A pesar de la falta de público y las medidas de seguridad que se establecen para los periodistas que transmiten los partidos en los estadios, los hinchas inadaptados se las ingenian para tomar protagonismo en esferas completamente ajenas a los escenarios en donde se desarrollan los compromisos.

En las últimas horas Diego Latorre sufrió amenazas de muerte y el comentarista del partido que animaron Palmeiras y River en Brasil decidió publicar los mensajes que recibió.

“La concha de tu madre, dejá de ser tan bostero cuando juega River, siempre hacés lo mismo hijo de puta, si no la cortás te recontra cago a tiros pedazo de cornudo”, fue el primer texto que mostró el ex futbolista en su cuenta de Twitter, con una frase en la que apeló a la ironía: “Hoy soy bostero. Después de esta noche puedo ser gallina”… Y en el mismo posteo mostró el segundo: “Ya sé. Vivís en el country de Pilar con tu familia. Te tenemos re fichado. Más vale que no comentes más los partidos de River porque bien en la frente te la pongo hijo de puta”.

Además, unos instantes después recibió otro mensaje de otro usuario que decía “Bostero y la concha de tu vieja”.

El analista, con pasado como jugador de Boca y Racing, entre otros equipos, es uno de los periodistas más reconocidos y en su nueva faceta se ha afianzado junto a Mariano Closs en la transmisión de los partidos por la pantalla de ESPN.

Lo llamativo es que Diego Latorre expuso su objetividad al asegurar que “el Palmeiras no mereció llegar a la final, porque River lo intimidó”. “Equipo por equipo, sacando las camisetas, digo que Palmeiras no merece estar en la final. Fue superado ampliamente en los dos partidos. El Palmeiras fue un equipo totalmente descompensado. En la mitad de la cancha no había red de contención y River lo superó ampliamente. Me hizo acordar al partido entre Boca y Racing que se jugó en La Bombonera”, deslizó Gambetita en su análisis final cuando la señal deportiva le dedicó un espacio al post partido en el ciclo que conduce Sebastián Vignolo.

El equipo de Gallardo mereció largamente la clasificación a la final de la Copa Libertadores ante un muy tibio conjunto brasileño, al que superó por 2 a 0 luego de caer 3-0 en la ida, pero al que pudo eliminar si el VAR no hubiera intervenido para torcer las decisiones originales del árbitro uruguayo Esteban Ostojich, quien había convalidado un gol de Gonzalo Montiel y cobrado un penal a Matías Suárez que lo hubiesen depositado en el Maracaná el 30 de enero.

Etiquetas

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close