Etiquetas Benjamin Netanyahu corrupción Israel juicio primer ministro

Netanyahu negocia un posible acuerdo de culpabilidad en caso de corrupción

El ex primer ministro de Israel enfrenta cargos en tres casos separados

14 de enero de 2022


Benjamin Netanyahu, ex primer ministro de Israel, discute un posible acuerdo con los fiscales en su caso de corrupción.

El posible acuerdo probablemente llevaría que el cargo más grave de soborno se retirara por completo, mientras otro cargo de fraude y abuso de confianza se atenuara y uno de los tres casos se archivara por completo, de acuerdo a la información proporcionada por las fuentes.

Un punto clave de discusión parece ser la sentencia que recibiría Netanyahu por declararse culpable de los cargos restantes. En especial, la duración del servicio comunitario que debería cumplir.

La razón por la que el tiempo de la sentencia es tan importante se debe a que esto probablemente determinaría si Netanyahu tiene un futuro político o no. La cuestión puntual es si la sentencia será mayor o menor a tres meses.

Si dura más de tres meses, entonces los fiscales pueden insistir en que las condenas acarrean la mancha de un atentado contra la moral, lo que impediría a Netanyahu, de 72 años, participar en política durante siete años. Incluso si los fiscales estuvieran preparados para pasar por alto el comportamiento inmoral, un futuro juez de la comisión electoral igual podría decidir que las condenas y la sentencia de Netanyahu le impiden participar en política por el mismo período de siete años.

Sin embargo, si la sentencia es inferior a tres meses, entonces el exlíder puede esperar la posibilidad de retomar su carrera como legislador cuando lleguen las próximas elecciones generales. Todo lo que tendría que hacer en este escenario es enfrentar la sentencia como ciudadano privado, algo que podría garantizar presentando su renuncia inmediata al parlamento.

La noticia del posible acuerdo ocurre pocas semanas antes de que el fiscal general Avichai Mandelblit termine su mandato el 31 de enero.

Mandelblit fue responsable de presentar las acusaciones contra Netanyahu, luego de largas investigaciones policiales. Y se considera que quiere terminar su tiempo en el cargo con una condena exitosa. Al mismo tiempo, existe un sentimiento generalizado en Israel de que cualquier cosa que no sea una sentencia que incluya el comportamiento inmoral se consideraría una falta de alcance. Justamente, dada la gravedad de perseguir casos contra un primer ministro en funciones.

El juicio de Netanyahu ha estado en curso desde mayo de 2020, aunque la parte probatoria solo comenzó en 2021.

 

Fuente:  CNÑ