ViralesOpinión

Maradona, Los Pumas y la dictadura de la corrección política

Ya pasaron varios días y ahora que todo volvió a cierta normalidad, podemos tomarnos unos minutos para pensar qué pasó y por qué somos tan duros en algunas oportunidades mientras hacemos la vista gorda en otras.

Por Santiago Chemes

Recapitulemos rápidamente por si todavía queda algún distraído. El 28 de noviembre, dos días después de la muerte de Maradona, Los Pumas enfrentaron a los All Blacks y le rindieron su tributo apelando a la vieja y conocida fórmula del brazalete negro. También sonó la canción de Rodrigo durante la entrada en calor pero casi no se vió por televisión y por eso ni se tuvo en cuenta. Porque como dice la pregunta existencial, si un árbol cae en el medio del bosque y nadie lo escucha, ¿hace ruido?

Los neozelandeses, por su parte, hicieron un homenaje simple pero tremendo a la vez. Le dedicaron el Haka a Maradona. Eso, por contraste, terminó de dejar en offside a Los Pumas. La cinta de luto, es cierto, quedó corta. No se puede pretender despedir a Maradona como a cualquier otro mortal. Pero tampoco se puede pretender que todos sintamos lo mismo.

Es acá donde la dictadura de la corrección política metió la cola. No se puede obligar a que todos hagan lo que nosotros creemos que hay que hacer. ¿Te parece que lo que hicieron Los Pumas estuvo flojo? bueno, es tu opinión. Pero hoy en día las redes sociales hacen que podamos hacerle llegar lo que nosotros pensamos a quien queramos.

Y las redes de la Unión Argentina de Rugby (UAR) se llenaron de reclamos. Afloró el viejo estigma que asedia al rugby y comenzaron a plantearse teorías de lo más descabelladas: en realidad ningunearon a Maradona porque era negro y pobre. Lo odiaban porque se creen superiores. Y así durante un día entero.

Los dirigentes y jugadores no pudieron con la presión y terminaron pidiendo perdón en un video malísimo que terminó de detonar todo.

Matera, que había hablado en el video, fue el blanco perfecto. Algunos años atrás él, junto a Petti y Santiago Socino, escribieron una serie de mensajes indefendibles en Twitter (racistas, misóginos, antisemitas y algo más).

La bomba ya estaba activada y nadie la iba a poder parar. Ni siquiera los propios jugadores que pidieron disculpas ese mismo día.

Como un acto reflejo la primera pregunta que surgió fue: ¿por qué no borraron esos tweets, son boludos? Porque si hay algo que nos caracteriza es la hipocresía.

Pero es raro que la UAR, que se jacta de tener un gran manejo de la comunicación, no les haya dado al menos un curso de redes sociales a sus jugadores. Es una torpeza que todavía hoy se deben estar lamentando, pero eso es para otro análisis.

Lo que hoy nos trae hasta acá es esa pasión que tenemos por condenar según la cara. Uno de los mensajes más criticados de Matera decía “Que linda mañana para salir con el auto a pisar negros”. Hace algunas semanas Dady Brieva dijo que tenía ganas de pisar con el auto a los manifestantes de una de las tantas marchas contra el gobierno. ¿Alguien le dijo algo? Parece que hay choques buenos y choques malos. O es más complejo, quién sabe.
Cuando comenzaron a reflotar los mensajes de los jugadores de Los Pumas toda la situación se desmadró. La televisión, los diarios y -sobre todo- las redes sociales hicieron una verdadera carnicería.

La UAR, que ya había pifiado con el homenaje a Maradona, volvió a pisar el palito y entregó a su capitán y a los otros dos jugadores. Hasta el Stade de France, equipo en el que juega Matera, avisó que lo va a citar a declarar cuando vuelva de la gira.

Los jugadores, en bloque, defendieron a su capitán y sus compañeros. Además, una vez pasadas las primeras horas de locura, se empezaron a escuchar otras voces. Que fue hace muchos años, que los jugadores cambiaron y mejoraron. Que el deporte fue el motor de ese cambio, etc, etc.

Cuando bajó un poco el fervor y el tema salió del foco la UAR cambió su decisión y levantó la sanción a los tres jugadores y le devolvió la capitanía a Matera. Eso si, mañana no juegan. No te castigamos pero hoy te vas a la cama sin comer postre (?).

Mañana Los Pumas volverán a jugar y de alguna manera todo retomará su curso normal. En la semana pasó de todo. El equipo Argentino pasó de ser un ejemplo por ganarle a los All Blacks a ser -de nuevo- un grupo de chetos que lloran cuando cantan el himno. Porque así vivimos, entre el cielo y el infierno.

Quedarán varias cuestiones y será tarea de los protagonistas (jugadores y dirigentes) tomar nota para que estas cosas no vuelvan a pasar pero es importante no caer en la trampa de lo políticamente correcto.

Pero no sean boludos, recuerden borrar sus tweets.

Etiquetas

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close