Etiquetas

Les salió mal: un preso y su novia como cómplice, intentó una falsa toma de rehenes para conseguir un traslado

Sucedió este miércoles durante la visita de una mujer a un preso condenado por violar y asesinar a una nena de 8 años en octubre de 2008. El condenado es José Orlando Sánchez, de 40 años. Su novia y cómplice de la maniobra extorsiva sobre las autoridades, quedó aprehendida.

25 de mayo de 2023


Por Juan Trento

 

Un grave episodio fue protagonizado este miércoles por la tarde, por un preso que fue condenado a prisión perpetua como autor de una violación seguida de muerte de una nena de 8 años ocurrida en el mes de octubre de 2008 y que se llama José Orlando Sánchez, quien actualmente tiene 40 años, y este miércoles por la tarde y estando recluido en una celda del pabellón 24 de la cárcel de Piñero en el departamento Rosario, se ató con cintas y con sábanas junto a la mujer que es su pareja, al interior de la celda, pareciendo en principio una toma de rehén, pero con el paso de los minutos la situación fue variando a su fisonomía real, hasta que los guardias advirtieron la maniobra extorsiva y neutralizaron a ambos, siendo ella aprehendida por ser cómplice de la maniobra extorsiva desbaratada.

 

 

Extorsión

Los penitenciarios, oficiales y suboficiales que estaban de guardia dentro de la cárcel, al finalizar la visita en el pabellón 24, se informaron que la mujer que visitaba al condenado a prisión perpetua, José Orlando Sánchez, había sido tomada como rehén, y negaba la salida de ella. Esa novedad fue inmediatamente comunicada a la Dirección del Servicio Penitenciario santafesino, donde ordenaron medidas de intermediación con el negociador del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias GOEP, que observaron la predisposición de la mujer a mantenerse en esa situación, hasta que a Sánchez, le garantizaran desde el Servicio Penitenciario a ser trasladado a otra dependencia que le resultaba más aceptable a su situación.

 

 

 

Neutralizados

Los oficiales del GOEP advirtieron el común acuerdo entre el condenado a perpetua y la mujer visitante, y esa confabulación estaba lejos de ser una toma de un rehén para conseguir un objetivo, sino el común acuerdo entre partes para arrancar por la fuerza de hechos extorsivos una decisión administrativa para el reo condenado a perpetua por violar y asesinar por estrangulamiento a una nena de 8 años. En un momento de distracción de Sánchez y la mujer, ambos fueron neutralizados por los penitenciarios que terminaron al cabo de pocos minutos con la situación extraordinaria. La mujer, cómplice de Sánchez en la maniobra extorsiva, quedó a disposición de la fiscalía en turno del Ministerio Público de la Acusación, que decidirá su situación procesal durante la jornada de este jueves.

 

 

 

El aberrante crimen de José Orlando Sánchez

Ocurrió durante el mes de octubre de 2008, cuando José Orlando Sánchez, de 25 años entonces, había salido hacía poco tiempo de la cárcel de Coronda, después de purgar una pena a cinco años de prisión por un robo calificado. En ese entonces, se había puesto en pareja con una mujer, y vivían con una hija de cuatro años de la mujer, los tres juntos en una vivienda ubicada en el barrio Ludueña de la ciudad de Rosario. Una tarde, de mediados de octubre, Tatiana, una vecina de Sánchez que vivía a dos casas de la suya, jugaba con una amiga en un baldío ubicado frente a una cancha de fútbol entre las vías férreas y la calle Casilda. En un momento, la mamá de la amiga de Tatiana se llevó a su hija y Tatiana se quedó sola. Sánchez, que era su vecino, le dijo si ella podía ir a comprarle unas cervezas. La nena fue e hizo el mandado, y cuando regresó la llevó engañada hasta un descampado, donde la accedió carnalmente y luego la ahorcó con el pantaloncito de la menor.

 

 

 

Aprehendido

Al otro día del crimen, dos chicos que cazaban pajaritos en el lugar del crimen, se encontraron con el cadáver de la nena y se lo contaron a los vecinos. Luego, llegaron policías, iniciaron la investigación, y hablaron con la mamá de la nena, que vivía en una casa a dos inmuebles de la del asesino, junto a sus cuatro hijos, todos menores, y entre ellos, Tatiana. La investigación policial siguió su curso, y por la tarde del mismo día, allanaron la vivienda de Sánchez, y del bolsillo de un pantalón que le secuestraron, en uno de los bolsillos hallaron un anillito, que después fue reconocido en sede judicial por los familiares de Tatiana, la nena de ocho años, violada y asesinado.

 

 

 

Asumió el crimen

José Orlando Sánchez, de 25 años, fue llevado a juicio en noviembre de 2008, y el juez penal rosarino Hernán Postma, lo condenó a cadena perpetua. Sánchez, pidió la palabra después de la lectura de la sentencia, asumió los hechos sobre el ataque sexual y el crimen de la menor, pero dijo no recordar los detalles del suceso, porque estaba completamente borracho.

 

 

 

Cómplice aprehendida

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del suceso, la intervención de agentes del GOEP, la resolución de la maniobra extorsiva a manos del preso y de su novia, la neutralización de ambos, y la aprehensión de la mujer a la Dirección del Servicio Penitenciario santafesino, y éstos hicieron lo propio con la fiscalía en turno del Ministerio Público de la Acusación de la ciudad de Rosario, que resolverán la situación procesal de la mujer aprehendida e identificada durante la jornada de este jueves.