Etiquetas Arroyo leyes Colastine

El hombre encontrado sin vida en Colastiné no tiene relación con el copamiento de la Subcomisaría 20 Arroyo Leyes

La víctima fue Mauricio Damián Páez de 41 años, no presenta impactos de bala, la causa de muerte es de asfixia por inmersión, y la muerte databa entre tres y seis días antes del hallazgo, dato que lo deja afuera de los integrantes de los delincuentes que realizaron el copamiento en la madrugada del último jueves.

23 de noviembre de 2022


Por Juan Trento

En las últimas horas se conoció el resultado de la necropsia en el cadáver del hombre hallado a media tarde del sábado en los bañados de Colastiné. La identificación que revelaron sus huellas dactilares fue que se trataba de Mauricio Damián Páez de 41 años, y que la causa de muerte fue la de asfixia por inmersión, además de constatar que tenía en su cuerpo marcas compatibles con impactos de disparos de arma de fuego, que la vestimenta tampoco presentaba signos de violencia y que el tiempo de muerte databa entre tres y seis días antes del hallazgo del cadáver.

Este último dato es revelador respecto de una especulación que existió el sábado por la tarde cuando se produjo el hallazgo, y surgió la hipótesis de que podría tratarse de uno de los delincuentes que estuvo en el copamiento de la Subcomisaría 20° de Arroyo Leyes en las primeras horas de la madrugada del último jueves, y que se habían tiroteado con la Policía.

Por qué

El sábado una vez que los vecinos que viven en Colastiné denunciaron a la central de emergencias 911, sobre la existencia de un cadáver en la zona de bañados, el operador envió a policías de Orden Público y de Cuerpos a realizar una verificación. Esos oficiales y suboficiales constataron la existencia del cadáver, e inmediatamente se generó una segunda situación cuando se presentó el subjefe de Policía de la provincia, García, y ordenó replegarse a los policías capitalinos. Minutos después llegaron los pesquisas de la Agencia de Control Policial ACP, quienes tienen bajo su responsabilidad la investigación y el esclarecimiento del copamiento a la Subcomisaría 20° de Arroyo Leyes en las primeras horas de la madrugada del jueves, y como remate de toda la situación, estuvo presente el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación MPA Andrés Marchi durante la realización de los peritajes criminalísticos de rigor que realizaron los agentes de la Científica de la Agencia de Investigación Criminal AIC. Ese conjunto de situaciones extraordinarias hizo que surgiera la hipótesis de que este hombre podría ser uno de los integrantes de la banda de delincuentes que coparon la dependencia policial y que después huyeron en dos vehículos, y puntualmente los que lo hicieron en un Peugeot 206 gris de un vecino de la seccional policial, fueron los que se tirotearon con la Policía y escaparon por la zona de bañados.

Evidencia científica

Pero, hubo datos surgidos de la constatación científica sobre el cadáver, que desalojaron cualquier posibilidad de que Mauricio Damián Páez de 41 años tuviera alguna relación con los delincuentes. El momento del fallecimiento estuvo ubicado entre tres y seis días antes del hallazgo, es decir, como mínimo falleció el miércoles, con lo que queda afuera de los integrantes del copamiento de la dependencia policial que fue en las primeras horas de la madrugada del jueves. Además, la causa de su muerte fue la de asfixia por inmersión, y su cuerpo no revelaba violencia, como tampoco la vestimenta.

Los prófugos

Este dato aportado por los médicos forenses de la Morgue Judicial sobre la necropsia hecha al cadáver de Páez aporta a la fiscalía de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación de Andrés Marchi, certeza respecto a que el hombre hallado muerto no tiene nada que ver con la gavilla de perpetradores que realizaron el copamiento a la Subcomisaría 20° de Arroyo Leyes. Además, una segunda situación que se deriva, es que aún falta detener entre 3 y 4 personas miembros de la gavilla, ya que desde un primer momento los testigos dijeron que los delincuentes eran entre seis o siete.