Etiquetas daniel ortega Nicaragua

EEUU criticó la presencia en la asunción de Ortega de un iraní acusado por el atentado contra la AMIA

Los cuestionamientos fueron formulados por Brian Nichols, el funcionario de Joe Biden a cargo de la relación con América Latina

14 de enero de 2022


Brian Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, criticó con dureza la presencia del funcionario del gobierno iraní Mohsen Rezai en la asunción del dictador nicargüense, Daniel Ortega. En su cuenta de Twitter, el funcionario que tiene a su cargo la relación del Departamento de Estado con América Latina remarcó que Rezai está acusado de haber ideado el atentado contra la sede de la AMIA en 1994.

El tweet publicado por Nichols señala que “en su ‘inauguración’, Ortega-Murillo estuvieron acompañados por Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Mohsen Rezaei, un iraní implicado en el atentado a la AMIA en Argentina. El hemisferio no puede mirar al otro lado mientras Ortega-Murillo socavan la democracia y seguridad regional”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, designó a Nichols como el encargado de la relación con América Latina debido a su experiencia diplomática en la región. Había sido embajador estadounidense en Perú entre 2014 y 2017. Entre 2007 y 2010 revistó en la embajada de Estados Unidos en Colombia y también atendió asuntos vinculados a México y El Salvador. Se lo define como un funcionario de carrera con mucha experiencia en América Latina.

A pocos días de que el Canciller argentino, Santiago Cafiero viaje a Washington llegó la crítica del Departamento de Estado a la presencia del iraní en Managua. Cabe recordar que en la misma ceremonia de asunción de Ortega en la que estuvieron el dictador venezolano Nicolás Maduro y el cubano Miguel Díaz Canel, estuvo el embajador argentino con asiento en Managua, Daniel Capitanich.

Las críticas de Washington a la situación sucedida durante la asunción de Ortega se da luego de que el dictador nicaragüense se hubiera convertido en un aliado regional del Alberto Fernández al apoyar su designación como presidente Pro Tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Esa situación llevó a la Casa Rosada a asumir que una nueva etapa había iniciado entre Argentina y Nicaragua.

Pero el régimen de Managua no atendió los pedidos realizados desde Argentina para detener a Rezai. Luego de comprobar la información publicada por Infobae sobre la presencia de Rezai en Nicaragua, la Cancillería y la Policía Federal -que depende del Ministerio de Seguridad- cumplieron con todos los protocolos oficiales para lograr la captura del terrorista Rezai.

El 11 de enero, la Policía Federal a través de Interpol Argentina se comunicó con Interpol Nicaragua para hacerle saber que Rezai es un prófugo de la Justicia y es buscado por el atentado contra la AMIA. Pero la policía nicaragüense no tomó ninguna medida para detener a Rezai sobre quien pesa una Alerta Roja de búsqueda en Interpol.

Casi al mismo tiempo que se cumplía el trámite policial, el canciller Santiago Cafiero firmaba una nota de protesta contra el régimen de Ortega por su protección política al terrorista iraní. “En el marco de lo expuesto, el Gobierno de la República Argentina, teniendo en cuenta los lazos de amistad que lo unen al gobierno de la República de Nicaragua, así como las obligaciones que surgen del derecho internacional, espera contar con la plena colaboración de la comunidad internacional para asegurar la comparecencia de los imputados y el esclarecimiento de la causa AMIA, lo que reviste la mayor importancia institucional para la República Argentina”, señalaba la nota de protesta dirigida a Denis Moncada, canciller nicaragüense.

El funcionario iraní fue uno de los invitados de honor en la reasunción de Ortega en Managua y allí mismo mantuvo una reunión con el cubano Díaz-Canel. El encuentro fue confirmado vía redes sociales por el régimen cubano. Luego de los actos realizados en Nicaragua, Rezai voló a La Habana y se volvió a reunir con el mandatario cubano. Allí tampoco fue detenido.

Fuente: Infobae