Etiquetas amércia derechos humanos informe

Duro informe de HRW sobre los abusos a derechos en América Latina

Human Rights Watch alarma sobre el retroceso de las libertades básicas en nuestra región

14 de enero de 2022


América Latina está experimentando un alarmante retroceso de las libertades básicas y algunos líderes elegidos democráticamente están atacando la independencia de la sociedad civil, dijo Tamara Taraciuk Broner, directora interina de Human Rights Watch para las Américas. Esa es una de las conclusiones del informe mundial sobre el estado de los derechos humanos de HRW, en el que señala que las autocracias van en un peligroso ascenso, mientras que la democracia va en retroceso.

“El alarmante retroceso de las libertades fundamentales en América Latina nos obliga hoy a defender espacios democráticos que solíamos dar por sentados”, dijo Taraciuk Broner.

En el informe, Human Rights Watch señala no solo la creciente represión contra la oposición en varios países del mundo —entre ellos Venezuela—, sino también el "surgimiento de líderes con tendencias autocráticas" en países en los que estaba consolidada la democracia —como por ejemplo Brasil y El Salvador—, dice el reporte.

“Incluso líderes que llegaron al poder mediante elecciones democráticas han atacado a la sociedad civil independiente, la libertad de prensa y la independencia judicial", dijo Taraciuk. "Millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y países, y la pandemia ha tenido un impacto económico y social devastador", agregó.

El reporte indica que "los autócratas están atravesando un buen momento, en parte debido a las fallas de los líderes democráticos", dijo Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW, en el ensayo introductorio. "Sin embargo, los líderes democráticos de la actualidad no están respondiendo a los desafíos que tienen frente a ellos".

"Ya se trate de la crisis climática, la pandemia de covid-19, la pobreza y la desigualdad, la injusticia racial o las amenazas que plantea la tecnología moderna, estos líderes suelen estar demasiado enredados en batallas partidarias y preocupaciones cortoplacistas como para responder a estas cuestiones con eficacia", agrega Roth.

El informe de HRW analiza la situación de 14 países de Latinoamérica, junto con Estados Unidos y España. El organismo destacó en la presentación del informe los siguientes países como los casos más relevantes. A continuación, damos una mirada a los principales puntos del análisis en esas naciones.

Sobre Argentina

Si bien el reporte señaló como "histórico" la despenalización del aborto en Argentina a inicios de 2021, dice que en el país "aún subsisten problemas serios de derechos humanos históricos" como el abuso policial, las condiciones deficientes de detención y la violencia endémica contra las mujeres.

El presidente Alberto Fernández ha condenado hechos puntuales de lo que llama violencia institucional y, en un evento en homenaje a las víctimas de la represión en 2001, dijo que "el Estado no está para ser violento sino para hacer justicia", aunque no se ha pronunciado sobre a los señalamientos sistemáticos recientes de abuso durante su mandato.

HRW señala que la fuerzas de seguridad "en ocasiones han empleado un uso excesivo de la fuerza" y que la "Defensoría General de la Nación reportó abusos cometidos por agentes de las fuerzas de seguridad en el marco de la implementación de las medidas de confinamiento establecidas para evitar la propagación del covid-19".

Tras reportes de abuso policial en Formosa durante manifestaciones contra el aislamiento en marzo de 2021, la Secretaría de Derechos Humanos de Argentina repudió los hecho y dijo que "no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta. Las fuerzas de seguridad, tanto las nacionales como las provinciales, deben estar capacitadas para contener actos de violencia".

En 2021, la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires creó una guía para prevenir abusos policiales en el marco del las restricciones de la circulación por el coronavirus.

HRW critica que más de la mitad de los detenidos en cárceles federales no han sido condenados por un delito, sino que están en prisión preventiva (según las cifras oficiales).

Alberto Fernández, quien cuando era presidente Mauricio Macri dijo en una columna que "los encarcelamientos preventivos se exhiben hoy como uno de los retrocesos más odiosos que muestra la jurisprudencia", ha defendido la gestión penitenciaria de su gobierno dijo en 2020 que estaba a favor de la prisión domiciliaria para población de riesgo por covid-19 e inauguró ese año nuevos centros de detención como parte de su Plan de Infraestructura Penitenciaria Provincial 2020, según Télam. No obstante, HRW denuncia "que no se ha llevado a cabo ninguna reforma significativa para abordar la situación de la prisión preventiva".

Human Rights Atch dice en el informe que "a pesar de una ley de 2009 que dispone medidas exhaustivas para prevenir y castigar la violencia contra las mujeres, la impunidad por homicidios de mujeres sigue siendo un problema grave". En noviembre de 2021, el presidente Fernández dijo que el Estado trabaja por una "Argentina sin violencias" y señaló que su gobierno está comprometido con erradicar ese flagelo.En diciembre visitó un refugio Sdonde alojan mujeres, niñas y niños en situación de violencia de género y afirmó: "Me llevo todo lo que me han dicho con el compromiso de dar respuesta con un Estado que haga su vida mejor". La ministra de de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Eli Gómez, tras el femicidio de Araceli Fulles, dijo que exige "a los Poderes Judiciales que no haya más impunidad ni administración de justicia ni fuerzas de seguridad sin perspectiva de género".

 

Fuente:  CNÑ