Etiquetas pandemia Precios Puertos suba

Atascos portuarios complican la recuperación económica en todo el mundo

Dirigentes de los países industrializados se comprometieron a abordar los problemas de logística provocados por la pandemia, que causan una subida de precios

14 de octubre de 2021


El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció tras una reunión con dirigentes y el sindicato de estibadores del gigantesco Puerto de Los Ángeles en de la costa oeste que sus instalaciones darán servicio de 24 horas diarias para aliviar los atrasos que agravan los problemas de la cadena de abastecimiento mundial, generando además subidas de precios y un repunte de la inflación.

En este contexto, el FMI redujo el pronóstico de crecimiento para 2021 de Estados Unidos, la mayor economía mundial, a 6%, frente al 7% anticipado en julio pasado.

Aurelio Fernández, economista y Presidentente del puerto de Valencia, España, explicó a RFI los principales factores al origen de este atasco.

"Tanto la administración de Trump como la de Biden, aprobaron importantes ayudas para paliar el efecto del Covid en la sociedad estadounidense: el resultado fue un boom en la demanda. De hecho, en algunos casos creció a tasas superiores al 15 y 20 % la demanda de bienes, porque los servicios durante la pandemia, no se podían gastar", señala.

Como Estados Unidos no produce gran parte de los bienes que consume, el resultado inmediato fue un aumento del flujo de tráfico de manera números espectacular. Sin forma de desbloquearlo porque la infraestructura no es de caucho, el resultado es que habían filas de barcos para ingresar al puerto de Los Ángeles Long Beach de hasta 15 y 20 días. Y después, cuando los barcos ya estaban y conseguían entrar, no había mano de obra suficiente porque las estructuras logísticas estaban saturadas.

"El resultado es que las navieras aprovecharon para subir los fletes porque tenían la flota parada allí. El embotellamiento en Estados Unidos es como si el 12% de la flota mundial estuviera detenida, fuera del sistema. Si los barcos están bloqueados en Estados Unidos, lógicamente se contagian a todos los sitios, incluidos los puertos europeos, no somos conscientes de que estamos en un mundo absolutamente interconectado", añade Fernández.

En el caso del Reino Unido, la situación se agravada aún más por los efectos del Brexit que complica los trámites de aduana, sumado a la falta de camioneros. Expertos del transporte marítimo estiman que la congestión del puerto de Felixstow, por el cual transita cerca de un 36% del flete marítimo en el Reino Unido, está entre los tres o cuatro puertos más afectados del mundo. Agregando que los contenedores vacíos no se retiran a una velocidad normal debido a la falta de camioneros, lo que genera aún más embotellamientos.

Esta situación, concluye Aurelio Fernandez al micrófono de RFI, podría prolongarse hasta después de Navidad. "En mi opinión, yo que vengo siguiendo este tema desde hace bastante tiempo, es que probablemente hasta la segunda mitad el año próximo, la situación no volver a la normalidad", sostiene.

 

Fuente:  RFI