SaludPoliticaNacionales

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio

Este sábado por la noche el presidente afirmó que "el virus entró en los barrios populares" y que el "mayor foco de conflicto sigue siendo el AMBA".

El presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hasta el 7 de junio, ratificó las medidas adoptadas para combatir el Covid-19 y dijo que la cuarentena “va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos estén sanos y no se mueran”.

Acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el Jefe de Estado hizo hincapié en el trabajo en equipo entre las jurisdicciones en momentos en que la curva de contagios por coronavirus en el AMBA se muestra en ascenso. De hecho, minutos antes de la conferencia, el informe diario del Ministerio de Salud reportó 704 nuevos casos de Covid-19, que suman 11.353 positivos en el país y 445 fallecidos. El 9 de mayo, durante el último anuncio de extensión de la cuarentena de Fernández, la Argentina reportaba 240 nuevos casos y un total de 5.611 contagios y 293 muertes.

El mandatario anunció que, en esta nueva etapa, el foco estará puesto en cuidar a los habitantes de villas y asentamientos de emergencia, donde crecieron los contagios y las muertes por coronavirus en los últimos días. En este marco, explicó que los casos “van a subir” debido a que se detectó “dónde está el virus”, y señaló que se aumentarán los testeos en dichos barrios. “Esto no debe alarmarnos, es parte de lo que esperábamos que ocurra. Por eso se pusieron tantas camas y construyeron hospitales. Lo que previmos está ocurriendo. No tenemos que perder la calma”, enfatizó.

Además de aumentar la cantidad de testeos en los barrios vulnerables, el Presidente anunció que se aumentará la ayuda a los comedores populares a través del Ministerio de Desarrollo Social y las organizaciones sociales. Y también se reforzará la presencia de las fuerzas de seguridad en esos lugares. Uno de los principales reclamos de algunos barrios era que los contagiados no podían hacer la cuarentena porque tenían miedo de dejar sus hogares. “Vamos a custodiar mucho los barrios” para que quienes deban hacerse los controles médicos “no tengan miedo de dejar su casa”, argumentó.

El segundo foco de los anuncios, relacionado con el anterior, tiene que ver con los permisos de circulación, los cuales deberán sacarse de nuevo ya que, como anticipó Ámbito, el transporte interjurisdiccional será exclusivo para los trabajadores de actividades esenciales. “Eso significa volver un poco atrás”, admitió Fernández. Los permisos actualmente vigentes para las personas exceptuadas regirán hasta el próximo viernes 29 de mayo y desde el próximo sábado “no habrá ninguna excepción para transitar”.

En otro tramo de la conferencia, que duró más de una hora y media, el Presidente se refirió a la ofensiva de la oposición en los últimos días, que cuestionó las medidas oficiales argumentando que la argentina es la “cuarentena más larga del mundo”. La respuesta fue contundente: “Va a durar lo que tenga que durar para que los argentinos estén sanos y los argentinos no se mueran”.

“Qué importa cuánto dura la cuarentena si en un mes multiplicamos los casos”, arremetió Fernández, al tiempo que señaló que tanto él como los 24 gobernadores quieren “que la economía vuelva a funcionar”, pero buscan “preservar a los argentinos, antes que nada”.

Además de una férrea defensa del aislamiento y la advertencia por un crecimiento exponencial de los casos, lo que primó en este discurso presidencial fue un intento por disipar las versiones de rispideces entra las distintas jurisdicciones. Para ello hubo menciones al trabajo conjunto durante toda la conferencia. Hasta el fútbol sirvió como latiguillo para demostrar complicidad entre Alberto y Horacio.

Fanático de Argentinos Juniors, Fernández utilizó como ejemplo a su equipo para ejemplificar lo que sería en este momento el trabajo que el Estado está haciendo para poder controlar la pandemia de coronavirus: “Si yo encomiendo a alguien que vaya a encontrar hinchas de Argentinos, se le va a hacer difícil. Si va a Boyacá y (Juan Agustín) García un domingo, los va a encontrar a todos”, expresó.

Larreta le retrucó: “Cuando buscás hinchas de Racing, encontrás más en la calle que de Argentinos, pero es cierto que cuando vas a Avellaneda, hay una mayor concentración”.

Antes de finalizar la conferencia, Fernández lamentó la cantidad de comercios y empresas cerradas por la cuarentena. “Me encantaría que estén todos los negocios abiertos, yo soñaba con una Argentina que consuma en este momento, pero nos tocó otra suerte. Lo que hacemos ahora es preservar la salud de la gente, y eso lo saben muchos comerciantes que pudieron abrir y no abrieron. Porque muchos abrieron y no tienen consumidores. Ese es el principal problema del capitalismo hoy”, analizó el mandatario.

“El futuro va a ser difícil para la Argentina y el mundo. Tengo la expectativa de que el proceso de recuperación va a ser más rápido, y confío que lo vamos a lograr. Vamos a tener un año muy difícil porque la pandemia ha afectado a todo el mundo. Tenemos que prepararnos nosotros. Espero poder sortear este tiempo con el menor dolor posible. Cada vez que veo una muerte eso me parte, y espero pasar este tiempo con la menor cantidad de muertes posibles. Y cuando esto pase nos van a ver trabajando para que la Argentina esté de pie nuevamente”, subrayó.

 

Fuente: Ámbito

 

 

 

Etiquetas

Articulos relacionados

Close