Santa FeNoticias

El caso de Ana María Acevedo llega a Cannes

El documental "Que sea ley" se proyectará en el festival internacional con la presencia de Norma Cuevas, madre de la joven.

A dos días de cumplirse 12 años de la muerte de Ana María Acevedo, este miércoles por la tarde en el mural en homenaje a la joven ubicado en Avenida Perón y Bv. Pellegrini, se realizó una actividad en apoyo a su madre, Norma Cuevas que viajará a Cannes para participar de la proyección de “Que Sea Ley”, el documental de Juan Solanas sobre la lucha por el aborto legal en la Argentina.

La madre de la joven viaja a Francia gracias a la ayuda de las integrantes de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito en Santa Fe, será una de sus referentes, la abogada Lucila Puyol quien la acompañe. Ambas mujeres dialogaron con Veo Noticias sobre lo que significa este viaje. Puyol aseguró que “la de Ana María es una de las historias más fuertes” y que esperan que sirva de impulso para la nueva presentación del proyecto en el Congreso que será el próximo 28 de mayo.

El caso Ana María

La historia de Ana María Acevedo es un verdadero emblema en la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. La joven de 20 años oriunda de la ciudad de Vera, fue diagnosticada con un sarcoma en la mandíbula y por la misma época se comprobó que estaba embarazada, por lo que solicitó la realización de un aborto terapéutico para poder tratarse. Sin embargo, el Comité de Bioética del Hospital Iturraspe desestimó su pedido, por lo que se vio obligada a seguir con su embarazo mientras su salud empeoraba. El 26 de abril de 2007 le indujeron el parto con 25 semanas de gestación y así nació una beba de 450 gramos que murió dos días después. Ana María murió el 17 de mayo, luego de varios días de estar internada en grave estado.

Hoy en día, Norma Cuevas, madre de la joven, es una militante activa por el derecho de las mujeres de acceder a un aborto legal. Incluso fue una de las oradoras que se presentaron en el Congreso dando cuenta del flagelo que padeció su hija, contando en primera persona lo que  representa la ilegalidad del aborto para las mujeres pobres, y la responsabilidad del Estado y la Iglesia en las muertes derivadas de ese cuadro. “Mi hija fue condenada por ser pobre, ser madre y ser mujer”, expresó la mujer en mayo del año pasado durante el debate. 

 

 

Etiquetas
Mostrar mas

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close